Mientras la primera ha superado fresca los 45 días que ha durado el mandato de la ya ex primera ministra británica, el hinchable del líder de la derecha española empieza a perder aire de forma alarmante. Muchas falsedades, bulos y exageraciones van a tener que soplar los tertulianos y directivos de los medios conservadores para mantener a flote a un líder que ha demostrado que nuestra derecha y sus líderes, simplemente no tienen nada que ofrecer a España.

Solo les queda el slogan de bajadas de impuestos, así sin concretar. Naturalmente nadie les cree. Desde luego no las clases medias y trabajadoras, porque recuerdan bien que la derecha siempre sube sus impuestos cuando gobierna, apelando a lo mal que está todo.

Pero tampoco les toman en serio quienes manejan la economía y los mercados, que corrieron alarmados hacia las salidas de emergencia de la economía británica cuando vieron que Liz Truss iba a hacer de verdad eso que dice Feijóo que él también hará aquí. Quienes de verdad manejan el dinero saben que bajar impuestos es un engaño porque sin infraestructuras públicas no hay negocio, sin consumidores no hay ventas y sin reparto de la riqueza no hay inversión.

La verdad es que el único programa de nuestra derecha es tener el poder y punto. Eso y el odio a la izquierda y a Pedro Sánchez que se equivocaba al preguntar a Feijóo en el Senado: No es insolvencia o mala fe -Presidente- es insolvencia y mala fe, ambas cosas.

 

Pedro Barrero

Concejal del Ayuntamiento de Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha cargando...