Las palomas, cuando encuentran un sitio donde anidar, pueden ser muy molestas y además son unas aves que constituyen un foco de infecciones, ya que sus excrementos son corrosivos y pueden afectar los exteriores de los edificios.

Las palomas que encontramos en nuestra ciudad pertenecen principalmente a la especie Columba livia o “paloma bravía” y se caracterizan por ser unos animales perfectamente adaptados a vivir en un entorno urbano, donde son capaces de encontrar fácilmente y aprovechar con eficacia tanto el agua como el alimento que necesitan para sobrevivir, así como los lugares que les pueden servir de refugio donde anidar, reproducirse y protegerse de las condiciones climatológicas desfavorables.

Estas características de adaptación son las que aseguran y garantizan a las palomas su éxito como especie habitante del medio urbano y, asimismo, explican la potencialidad como plaga de las palomas. Precisamente este éxito o facilidad de las palomas para sobrevivir y proliferar en el ámbito urbano, se encuentra en el entorno de la Plaza Achicoria y C/ de la Huerta hasta en los bajos del Puente de Lucero junto al metro, siendo, en ocasiones, causa de molestias para los ciudadanos de la zona (ruido, deterioro y suciedad de inmuebles, enseres, vehículos y ropa, etc por excrementos, plumas, etc.) o incluso los vecinos ven cierta preocupación por una vivienda ubicada en la Plaza Achicoria 2 se encuentra abierta sus ventanas todo el año donde se las alimenta y anidan dentro, provocando casos de malos olores y distintos problemas relacionados con la salud pública.

El Ayuntamiento de Madrid y esta Junta Municipal tiene que ser consciente de los problemas que en ocasiones pueden originar las poblaciones de palomas urbanas a estos ciudadanos/as del barrio Lucero, por que entre otras cosas ha sido denunciado en numerosas ocasiones por los vecinos y vecinas de este inmueble y del entorno sin obtener ningún resultado oficial por parte de la Administración.

En el caso de la ciudad de Madrid, estos asuntos son competencia de la Unidad Técnica de Control de Vectores, adscrita al Departamento de Salud Ambiental de Madrid Salud que gestiona un programa específico de prevención, seguimiento y control de sobre poblaciones de palomas bravías y la protección de edificaciones y control de plagas aviares.

Por todo ello, solicitamos que se lleven a cabo las actuaciones para la intervención, expulsión y conseguir minimizar los problemas asociados a la presencia de las palomas en la zona de la C/La Huerta y en los bajos del puente del Lucero, así como en la Plaza de Achicoria, haciendo cumplir a los propietarios de la vivienda del nº2, el punto 4 del articulo 11 (Normas de Convivencia) de la vigente Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales, se estipula que por razones de salud pública y protección del medio ambiente urbano, se prohíbe el suministro de alimentos a este tipo de animales e impedir el anidamiento de estas palomas en su propia vivienda.

Se aprueba por mayoría con la abstención de Más Madrid nuestra propuesta a la Junta de Latina en el pleno del Pleno miércoles 11 de mayo de 2022.